text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Titanic 2020 von Bateman, Colin (eBook)

  • Verlag: Ediciones Siruela
eBook (ePUB)
7,99 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Titanic 2020

Belfast, año 2020. El nuevo Titanic, un impresionante barco de lujo construido en la capital norirlandesa, se dispone a realizar su primera travesía. Con parte de la tripulación a bordo, zarpará rumbo a Miami, donde, una vez que embarquen los dos mil pasajeros y el resto de la tripulación, dará comienzo su primer crucero por el Caribe. Cuando el chico de trece años Jimmy Armstrong se cuela en el barco en el puerto de Belfast, con la única intención de hacer una de sus travesuras, no se imagina que su vida entera va a cambiar a partir de esa misma noche ni las múltiples aventuras que le esperan a bordo del Titanic.

Colin Bateman (Co. Down, Irlanda del Norte, 1962) comenzó a trabajar en el County Down Spectator primero como periodista y luego como editor. Su primera novela se publicó en 1995 y desde entonces ha escrito 20 novelas para adultos, jóvenes y niños. Algunas han sido llevadas a la pantalla con gran éxito de público. Actualmente trabaja como jefe de redacción de televisión y sigue escribiendo.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: watermark
    Seitenzahl: 372
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788498416060
    Verlag: Ediciones Siruela
    Größe: 485kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Titanic 2020

PRÓLOGO

Ésta es la parte que viene antes de que empiece de verdad la historia -es decir, antes del Fin de la Civilización Tal y Como la Conocemos - y que de alguna manera ayuda a explicar qué hacía Jimmy Armstrong el Suertudo viajando de polizón en el nuevo Titanic . Es bastante emocionante, aunque no tanto como el resto - con todo lo de la epidemia , el amotinamiento y los perros devoradores de carne humana -, pero merece la pena leerlo para comprender que en realidad no estaba allí por gusto y que, por una vez, sólo estaba intentando hacer algo bien.

Era el año 2020 y las cosas no habían cambiado demasiado. A veces, Jimmy Armstrong el Suertudo estaba hasta la coronilla de oír hablar del Titanic . Parecía que fuera él quien hubiera viajado a bordo del barco o algo así, en lugar de aquel viejo antepasado mohoso que se había hundido con ese trasto cutre. Sin embargo, le gustara o no, Jimmy Armstrong el Suertudo estaba condenado a que el Titanic estuviera muy presente en su vida. Su abuelo siempre estaba hablando del Titanic , sus padres siempre estaban hablando del Titanic y, como habían empezado a construir un nuevo Titanic al lado de su colegio -y se veía cómo iba tomando forma, día tras día, ya que era tan grande como una ciudad-, todos sus profesores y la mayoría de sus compañeros también estaban siempre hablando del Titanic .

Ahora, como algo especial, estaban a punto de hacer una visita guiada por el nuevo Titanic 1 .

Había treinta y ocho chicos y chicas del colegio de secundaria East Belfast subidos a un autobús diseñado sólo para la mitad. Estaban apretujados en los asientos, de pie en el pasillo, empujándose, gritando, pellizcándose, dándose puñetazos e insultándose mientras se asaban de calor en aquella sofocante mañana de junio. Querían bajar del autobús, pero el conductor, el rechoncho Sr. Carmichael, no pensaba dejarles hasta que el profesor a cargo del grupo, el Sr. McDowell, le diera luz verde. Y éste no parecía tener ninguna prisa, quizá porque él ya estaba en el muelle, disfrutando de la fresca brisa marina mientras hablaba de la visita con el guía que les había proporcionado la White Star International, la empresa propietaria del Titanic .

Por fin, las puertas se abrieron y el Sr. McDowell fue recibido con un aplauso lleno de sarcasmo.

-Vale, vale -dijo-, silencio. Ahora, por favor, bajad todos sin alborotar y poneos en dos filas bien ordenadas...

El Sr. McDowell estuvo a punto de ser aplastado en la estampida que tuvo lugar a continuación. Pidió orden a gritos, pero no le hicieron ni caso. El guía de la White Star los miró con aprensión. La idea de invitar a los alumnos del colegio de la zona había sido suya. Se le había ocurrido que sería una buena forma de hacer publicidad, pero ya no estaba tan seguro.

El Sr. McDowell agitó las manos en el aire.

-Venga, ya vale..., un poco de tranquilidad...

Jimmy recibió una colleja de alguien que estaba detrás de él.

-¡Ay!

-¡Armstrong! -dijo bruscamente el Sr. McDowell-, ¡estate quieto ahora mismo!

-¡Yo no he sido, profesor!

-¡Silencio!

Jimmy se volvió y lanzó una mirada asesina a su amigo Gary, que se rió por lo bajo.

-Bueno, vamos a ver: el Sr. Webster ha tenido la amabilidad de aceptar ser nuestro guía...

-¡Ay! -gritó Jimmy dándose la vuelta-. Para ya o te juro que te...

-¡Armstrong! ¡No pienso volver a repetírtelo!

-Profesor, es que...

-Armstrong, te lo advierto: una palabra más y te vuelves derecho al autobús.

-Ésta me la pagas... -refunfuñó Jimmy con disimulo.

El Sr. Webster, un hombre con la cara colorada y con una incipiente calvicie, levantó una mano cuando los alumnos empezaron a acercarse a la plancha de carga y descarga.

-Bien, aunque para no

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen

    HOFER life eBooks: Die perfekte App zum Lesen von eBooks.

    Hier findest du alle deine eBooks und viele praktische Lesefunktionen.