text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

El sentido primero de la palabra poética von Colinas, Antonio (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 30.06.2011
  • Verlag: Ediciones Siruela
eBook (ePUB)
11,99 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

El sentido primero de la palabra poética

No siempre logramos contemplar el fenómeno de la creación poética desde la experiencia del propio creador, desde una óptica vivencial y no exclusivamente teórica. En este libro Antonio Colinas se sumerge en la poesía a la luz del ejemplo de varios autores clásicos, modernos y contemporáneos. Nos transmite así su Poética, pero con extremada libertad, desde presupuestos heterodoxos y, a la vez, evitando la sequedad expositiva y los métodos comunes. Para ello no sólo interpreta la vida y la obra de los poetas que más ha amado, sino que no olvida momentos reveladores de la tradición, a la vez que hace una valoración de otras formas del arte, o de lugares y ciudades emblemáticos en los que se dio el canto primordial. De Hesíodo a Rilke y de Virgilio a Ezra Pound se suceden los nombres de una Poética ambiciosa. No faltan tampoco en este libro la valoración de poetas españoles (Manrique, Machado, Jiménez), de dos portugueses significativos (Pessoa, Torga), así como un apartado completo sobre María Zambrano y la confluencia de su razonar con la poesía. En otras ocasiones (Zambrano, Montale o Neruda), los creadores dialogan con el autor de este libro en sendas entrevistas sobre ese sentido primero que debe poseer la palabra poética.

ANTONIO COLINAS (La Bañeza, León, 1946) es poeta, narrador, ensayista, crítico literario y traductor. Ha recibido, además del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el Premio Nacional de Literatura, el Premio de las Letras de Castilla y León, el Premio Nacional de la Crítica y, en Italia, el Premio Nacional de Traducción y el Internacional Carlo Betocchi.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: watermark
    Seitenzahl: 372
    Erscheinungsdatum: 30.06.2011
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788498415995
    Verlag: Ediciones Siruela
    Größe: 716 kBytes
Weiterlesen weniger lesen

El sentido primero de la palabra poética

El sentido primero de la palabra poética

Un tema como el que nos hemos propuesto -la interrelación entre poesía y pensamiento- nos lleva forzosamente a sobrevolar problemas esenciales del ser humano. Y este planteamiento, a su vez, nos conducirá a poseer una visión global de la existencia y de los diversos sentidos que ésta puede adquirir. De entrada, yo hablaría de tres sentidos primordiales a la hora de ser fiel a este criterio de globalidad: un sentido poético de la existencia, un sentido científico de la existencia, un sentido sagrado de la existencia.

Al trazar ya este mágico y comprometido triángulo de la poesía, la ciencia y lo sagrado, la interrelación entre los tres vértices del mismo queda ya formalmente establecida. Luego, claro está, disponemos de la razón. El hombre reflexiona sobre esos tres vértices, unas veces por medio de conceptos iluminados y rigurosos, otras con una ligereza o un aburrimiento de dudosa utilidad. Pero, a fin de cuentas, la reflexión -como el sentimiento- nutre las fibras del ser y corre con los manantiales del conocimiento, cualesquiera que sean el caudal y la dirección que estos manantiales tomen o posean.

Ante tan compleja encrucijada, siempre me gusta recordar una frase de apoyo de Albert Einstein, densa y transparente como el más puro de los vidrios. Dice Einstein en su ensayo Mi visión del mundo : "La experiencia más hermosa que tenemos a nuestro alcance es el misterio. Es la emoción fundamental, la cuna del verdadero arte y de la verdadera ciencia". Y añade para señalarnos el tercer vértice del triángulo a que antes me refería: "Fue la experiencia del misterio la que engendró la religión". Por otros caminos, dos versos de Antonio Machado me parecen un excelente complemento de los juicios del gran científico: "El alma del poeta / se orienta hacia el misterio".

Quien ha citado la palabra misterio es un poeta, pero antes la ha pronunciado uno de los científicos más lúcidos de nuestro tiempo. El humanismo profundo de ambos rompe la barrera de los férreos encasillamientos de los especialistas y sus ideas nos resultan de un valor incalculable. He visto siempre en este concepto de misterio un sinónimo de lo que he venido llamando, al hablar de temas de Poética, segunda realidad ; es decir, una realidad que está detrás de la aparente, de la cotidiana, pero que -inaprensible- siempre ha subyugado y exaltado al hombre. El poeta -o lo que Anthony Shaftesbury llamó el segundo Hacedor - sería el encargado de interpretar y de desvelar esa segunda realidad .

Cerraré el círculo de este preámbulo recordando una nueva frase de Einstein; con ella recuperaré el término razón y nuestro triángulo iniciático se habrá transformado en un cuadrado. [Sentimos] -añade Einstein- "que existe algo que no podemos alcanzar", algo que nos conduce "a la razón más profunda y a la belleza más deslumbradora". ¿Razón profunda y belleza deslumbradora? Ya tenemos aquí juntos, o enfrentados -quién sabe- al pensamiento y a la poesía. Pensamiento y poesía son, pues, de entrada, caminos diversos que conducen a una misma meta, la que está detrás de la realidad aparente y engañosa: una realidad enquistada en el misterio y que es la que da sentido de trascendencia a los seres humanos.

La palabra en los orígenes

No hemos necesitado de los sistemas de pensamiento, ni de los espasmódicos esfuerzos de cualquier poética de vanguardia, para conocer una clara verdad: la de que, a la hora de plantearse los grandes temas del ser humano, la interrelación no es sólo una sino múltiple. Y debo aclarar también que de los conceptos de ciencia y poesía no he hecho uso con un sentido exclusivamente práctico, sino con aquel fin revelador, casi sagrado, de los románticos. Nada tiene que ver tampoco la ciencia con los abusos tecnológicos que nos han llevado en la actualidad a la crisis de la utopía d

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen