text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Donde las mujeres son reyes von Watson, Christie (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 01.07.2015
  • Verlag: Alevosía
eBook (ePUB)
9,99 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Donde las mujeres son reyes

De la autora del best-seller El frágil vuelo de los pájaros nos llega una nueva y conmovedora historia sobre la fortaleza de los vínculos familiares protagonizada por Elijah, un niño que se quedará para siempre en nuestros corazones.Elijah tiene siete años, está cubierto de cicatrices y acarrea un historial de comportamiento inestable. Es un niño guapo, inteligente, deseoso de agradar y que adora a los perros, tocar el tambor y hacer fotos, solo que a veces el brujo que está dentro de él le obliga a hacer cosas. Cosas horribles. Su madre adoptiva, Nikki, cree que ella y Obi, su marido, son lo bastante fuertes como para afrontar las dificultades de Elijah, y que ser blanca no afectará a su capacidad para criar a un niño negro. Deborah, la madre biológica de Elijah, quiere a su hijo 'como el mundo jamás ha conocido el amor'. Elijah piensa que él tiene la culpa de que no puedan estar juntos. Todos afrontan más desafíos de los que jamás pudieron imaginar, pero, justo cuando Elijah comienza a asentarse, un acontecimiento traumático sacude la frágil tranquilidad de todos.'Maneja con gran habilidad delicadas cuestiones relativas a la diversidad cultural [...]. La voz de Elijah brilla a través de las páginas, haciendo de él un personaje memorable mucho después de terminar la historia'. We Love This Book Christie Watson (Stevenage, Hertfordshire, Reino Unido) se formó como enfermera pediátrica en el Hospital Great Ormond Street de Londres, y trabajó como enfermera, docente y enfermera jefe durante diez años, antes de matricularse en la Universidad de East Anglia para cursar un máster en Escritura Creativa. Allí ganó la Beca Malcolm Bradbury. El frágil vuelo de los pájaros, su primera novela, fue galardonada con el prestigioso Costa First Novel Award 2011; además de cosechar un gran éxito de crítica y ventas en Reino Unido, Estados Unidos y Nigeria, será publicada en breve en distintos idiomas.Christie Watson vive en el sur de Londres con su compañero -nigeriano y musulmán- y su hija, y ultima su segunda novela mientras sigue trabajando como enfermera.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: watermark
    Seitenzahl: 322
    Erscheinungsdatum: 01.07.2015
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788416413072
    Verlag: Alevosía
    Größe: 689 kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Donde las mujeres son reyes

Uno

Elijah, precioso hijo mío:

Quiero contarte tu vida.Todo el mundo tiene una historia en su interior, que comienza antes de nacer, y la tuya es una historia más grande que la que mucha gente conocerá jamás. Dicen que no debería confesarte algunas cosas, y que las palabras pueden herir a los oídos pequeños, pero, hijo mío, no hay secretos entre madre e hijo. Un hijo ha visto las entrañas del cuerpo de su madre, y ¿quién puede conocer un secreto mayor que ese? Dicen muchas cosas, esos británicos. Llaman "maltrato infantil" a lo que nosotros, los nigerianos, llamamos "aprendizaje". Así que no les hagas caso.

Tu historia comienza en Nigeria, que es un lugar como el Cielo. El sol brilla todo el tiempo, y todo el mundo sonríe y se preocupa por los demás. Los niños nigerianos estudian mucho en la escuela, tienen una educación perfecta, cuidan de sus padres y respetan a las personas mayores. Nigeria es luminosidad y estrellas, y una tierra como la piel de tus mejillas: marrón rojiza, suave y tibia.

Estoy repleta de recuerdos de Nigeria, con orgullo. Sobre todo me acuerdo de mi familia. Mami, tu abuela, era famosa por sus cacharros de cocina relucientes, y sus historias brillantes.

Hace mucho, nos contaba a mis hermanas y a mí, una mujer muy vacía vendió su cuerpo como si solo fuese carne a la venta en el mercado. Viajó por toda Nigeria, esa mujer, buscando algo con lo que llenar su interior, y aprendió muchas lenguas, buscando palabras para explicar el vacío.Y a la gente le gustaba ese vacío, era una mujer lista: estaba hecha de la luz de las estrellas; su corazón resplandecía, plateado. La escuchaban cuando decía sus palabras en muchas lenguas, hablando de los lugares que había visto: de Jos, donde los diamantes llovían del cielo, y del norte, donde los hombres desaparecían tras muros de arena, y de los arroyos del Delta, bailando con los espíritus del río.Y así la gente convirtió a esa mujer en rey. La tierra la llenó por completo, y el vacío era cielo. Nigeria es un lugar donde las mujeres son reyes. Donde todo es posible.

Durante toda mi infancia, mientras mi madre limpiaba sus cacharros, yo la observaba y escuchaba sus historias, sus canciones, más satisfecha que cualquier mujer que haya existido jamás. Mami cantaba en voz alta, lo que era bueno, entretanto mi hermana, tu tía Bukky, de quien has heredado ese hermoso tono de piel, hablaba con una voz que te atravesaba la cara. Recuerdo cómo un día le suplicó a Mami que compartiese sus secretos. El sol todavía no había llegado a lo más alto, pero llevábamos horas despiertas, escuchando cantar a Mami y roncar a Baba 1 .

-Por favor -gimoteaba Bukky-. Por favor, Mami. No se lo contaré a nadie.

-No te diré nunca mi ingrediente secreto. -Mami negó con la cabeza hasta que sus trenzas con cuentas traquetearon al chocarse. Se rio-. Nunca. ¡Puedes darme la lata todo el día y mi boca estará tan cerrada como el puño de Baba el día que cobra!

-Por favor -insistió Bukky, mirando el trapo con el que Mami limpiaba los cacharros-. Podría hacernos ricos. ¡Imagina, una fórmula para limpiar cacharros así de bien a la venta en Express Road!

Bukky siempre estaba buscando formas de ganar dinero, y era una insensata. Una vez casi la detuvieron después de que un hombre le dijese que le daría cien dólares americanos por cruzar con una bolsa la aduana del aeropuerto. Si Baba no hubiese pasado con el coche y no la hubiese visto fuera del colegio andando con una bolsa que no era suya, la habrían metido en la cárcel. De haber sido Mami quien pasó por su lado, Bukky estaría muerta, sin duda. ¿Y quién sabe si las puertas del Cielo se abrirían tras un delito así, aunque se hubiese producido por insensatez? Pero las cosas que guardo en mi corazón no son la estupidez de Bukky, o la exasperación de nuestros padres. Más bien, recuerdo la luz en el recinto bailando sobre el metal de aquellos cacharros de

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen