text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Las mujeres del sacerdote von Juana, Pedro Sevylla De (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 01.12.2014
  • Verlag: Editorial Bubok Publishing
eBook (ePUB)
3,49 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Las mujeres del sacerdote

Para Pedro Sevylla de Juana, quedar finalista en el premio Ateneo Ciudad de Valladolid, significó el inicio de Las Mujeres del sacerdote. Durante cinco años trabajó en el texto, modificándolo y enriqueciéndolo hasta convertirlo en la espléndida novela que es. Su vigésimo segundo libro, narra una historia cronológica, geográfica e intelectualmente fronteriza. Se desarrolla la trama en los días festivos de una Semana Santa de finales de siglo, y sucede en la raya de unión entre España y Portugal, una dehesa ribereña del río Gévora o Xévora. En ese espacio y en tal tiempo, los anfitriones y sus invitados ven como los acontecimientos irrumpen en sus vidas, gobernándolas. Los menestrales, autóctonos y emigrados, completan un grupo humano que bien pudiera representar a la sociedad actual.Las mujeres del sacerdote constituye un estudio sicosociológico y costumbrista, en el que la tierra extremeña, flora, fauna y cultura, juega un papel fundamental. Las pasiones ocultas afloran en ese particular escenario, impulsando a los protagonistas a romper los convencionalismos más arraigados. El amor y la muerte hacen acto de presencia persiguiéndose, justificándose, llevando la acción a la tragedia.Pedro Sevylla es, a más de narrador, ensayista y poeta; y poesía e investigación elevan y suavizan el tono del discurso, poniendo el lenguaje, preciso y lleno de belleza, al servicio de los valores humanistas. Todo ello hace de la novela una pieza importante de la nueva narrativa, la que pide fondo y forma, continente y contenido; forzando el concepto de novela aún vigente, evolucionándolo y completándolo.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: none
    Seitenzahl: 245
    Erscheinungsdatum: 01.12.2014
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788468619231
    Verlag: Editorial Bubok Publishing
    Größe: 701kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Las mujeres del sacerdote

Segundo

Mercedes y Cristóbal tendieron una alfombra a los pies descalzos de Mina, y la niña avanzó sin molestias, pradera floreciente, musgo mullido. Sobre ese largo tapiz de cuidados, armónico por encima de otras cualidades, crecía sana y feliz. Mas de pronto comenzó a escribir un diario, y supieron que la muchachita en ciernes quería deshacerse de la chiquilla anterior, cortando los cabos de amarre con los dientes si fuera necesario. En la iniciativa advirtieron un proceso bien concebido. Primero el avance resuelto por arena áspera y piedrecitas buidas, sobre guijarros cortados en flecha; la posterior conquista territorial, diplomacia y uñas afiladas complementándose; y la ocupación definitiva del nuevo asentamiento, defendido con una cerca de empalizada y alambre de espino. Por primera vez consideraba valiosos sus propios asuntos -realidades o simples ensoñaciones- bien para volver sobre ellos en el momento oportuno, bien para desvelarlos a los ojos amigos. De eso se trataba; era obvio. Cuando Mercedes halló el cuaderno en la mesita de noche de la hija, intuyó que había sido nombrada destinataria primera del relato. Ansiaba Mina, sobre ello no quedaba duda, participar a su madre los hechos importantes que la sorprendían y las ideas alumbradas por su pensamiento escrutador; mas temía confesarlos de palabra y se comprende, pues de la exposición escueta podían inferirse otros sucesos, otras inquietudes, no indagados si su madre leía a escondidas. Tal era el convencimiento de Mercedes acerca del diario; y como quien cumple una obligación ineludible se empapaba cada mañana del contenido depositado por la chica al acostarse. Una vez más coincidían padre y madre en la apreciación de lo inmediato y de sus ricas articulaciones; y desde aquel preciso momento estuvieron al tanto de cuanta impaciencia alborotaba la mente de Mina. Vivirían complacidos y justificados, porque de esa manera, conocido el riesgo, contaban con la posibilidad de preservarla de las imprudencias propias y de las audacias ajenas.

Se producen cambios bruscos en mi manera de ser: abrazada a un frágil madero desciendo inmersa en la alocada corriente de un río inclinado que abre su cauce entre rocas amenazantes. -Ejercicio de redacción, poemita en prosa bien cuidada: pensaron los padres hombro con hombro- Zozobro, me hundo, salgo a flote, el tronco se dirige sin remisión hacia el peñasco; estoy a milímetros del choque fatal cuando un vaivén milagroso me permite esquivar el duro saliente, el islote escarpado -Restos de lecturas, finos envoltorios de colores, trabajo expuesto a la calificación, exhibición de capacidades: expresaron Cristóbal y Mercedes, cabezas juntas, miradas asomadas al escrito- Si antes me ordenaban mis padres la vida, y yo poco a poco iba rechazando su yugo, ahora el tirano está en el interior. Sin bridas, sin silla, sin espuelas, monto un caballo desbocado que no sé adónde va.

El calor y el frío, el negro y el blanco, la cima luminosa y la oscura profundidad; se suceden raudos, sin darme un tiempo para la adaptación: montaña rusa de un parque de atracciones desconocido. Me ruge un volcán, rompe la corteza con derroche de fuerzas, la lava inicia su lento discurrir, saltan en pedazos las peñas, chorros de fuego las acompañan en su escape y una ardiente fumarada alcanza los pliegues del cielo.

Lectora apasionada, descubro el párrafo anterior en un libro anónimo, en un cuaderno sin referencias temporales, obra de una muchacha como yo: confundida, desorientada, víctima de impulsos que escapan a su dominio, sorprendida por la propia conducta. Si soy algo, el cambio soy, la indecisión; la duda soy si sucede que soy algo: dice de sí y yo la acompaño. Tiene un modelo y se pone su abrigo, medias, bufanda y gorro de lana a juego: pensaron los padres: la redacción no es suya pero la comparte con puntos, comas y demás elementos de la ortografía.

Mercedes y Gaietà hablaban de Mina a menudo. S

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen